Cuando la Crítica supera al Reconocimiento

“Frikis”, “batucadas”, “canimarchas”, “tamborradas”,  estos son algunos de los adjetivos que ciertas composiciones musicales y parte del publico que las escuchan han recibido y están recibiendo pasada la Semana Santa 2015.

Para nada compartimos esos conceptos como parte de las formaciones musicales y de su público, nos produce mucha tristeza como últimamente se esta tratando el tema de formaciones musicales, repertorios y composiciones, es más diríamos que no se lo merecen, porque antes de todo deberíamos pensar que antes de ser directores, directores musicales, compositores, o músicos, son personas, las cuales trabajan muy duro durante todo el año, para después ser descalificadas de esta forma.

Pensar que todo lo nuevo es malo, es preocupante al igual que pensar que todo lo clásico es bueno, para todo en la vida hay un equilibrio lógico, lo que no podemos consentir es que se haga una campaña de desprestigiación como la que se esta haciendo en el tema musical, porque son miles las personas que están trabajando con más o menos acierto dentro de la música cofrade día a día.

Son muchas las voces que opinan que estamos llegando a un punto limite dentro de la música cofrade, composiciones apodadas canimarchas, que no se compone como antiguamente, que los repertorios cada día son peores, que las composiciones interpretadas no son del agrado del público, y para rematar que cada día las formaciones tienen un público más deficiente e inculto.

Pero también son esos los mismo que piden ayuda a las formaciones musicales y todo su conjunto para certámenes u otros actos, en los cuales sus beneficios son destinados a fines sociales o bolsas de caridad de las hermandades, beneficios recaudados gracias a estos frikis que se recorren cientos de kilómetros para poder escuchar a sus formaciones musicales favoritas, y a los cuales estamos tratado de esta manera tan injusta.

No todo el mundo tiene que tener el mismo gusto musical, es más como en la vida en general, todo se mueve por épocas, antiguamente para escuchar las formaciones musicales había muchas menos herramientas disponibles, hoy en día con internet puedes escuchar lo que quieras y cuando quieras,  este simple hecho, hace que miles de personas puedan escuchar formaciones musicales de toda la geografía nacional, marchas de todos los estilos, y de todos los compositores, para nosotros este público no es inculto es más diría que esta más preparado que muchos que presumen de saber tanto de música cofrade y de Semana Santa.

Sin darnos cuentas estamos llevando a la balanza lo clásico contra lo nuevo, y en ese sentido nos estamos equivocando, se debe consevar el clásico porque es patrimonio de la música cofrade, marchas de antaño con las cuales hemos crecido y las cuales se merecen el mayor de los respetos, pero también hay que respetar y escuchar lo nuevo, composiciones de otro estilo musical, distintas pero de igual calidad, por la cual están luchando un grupo de compositores y músicos que se merecen el mismo respecto que los demás.

¿Quien dicta si un repertorio es digno o no?, ¿Quien pone limite entre lo correcto y lo incorrecto?, ¿Quien designa si una marcha es buena o mala?, ¿Quien lleva la razón en los repertorios musicales?. Dejemos decidir y actuar a los que saben, y limitemonos a informar y no incordiar.

También te podría gustar...